Industria de turismo pide concretar flexibilidad laboral y controlar la informalidad

La flexibilidad laboral y la informalidad en el turismo fueron los dos principales temas que marcaron el desayuno de la industria del turismo. La cita organizado por la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) estuvo macada además por la celebración del décimo aniversario del organismo gremial.

El presidente de la entidad, Ricardo Margulis, destacó la sólida relación público-privada en el sector, valorando el compromiso del Estado en el desarrollo de la industria.

Los avances de la actividad se reflejan en cifras, como divisas por turismo receptivo, que en 2008 llegaba a los 2 mil millones de dólares y hoy alcanza los 3 mil 800 millones de dólares. Mientras que en empleo, hace una década el sector creaba 240 mil puestos de trabajo y hoy 400 mil. En gasto con tarjeta extranjera, se incrementó de los 22 millones de UF a 50 millones, y en llegada de turistas extranjeros, la expansión fue de 2 millones 700 mil personas 10 años atrás, a 5 millones 700 mil el año pasado.

El tema de la flexibilidad laboral fue uno de los principales temas de la jornada. Margulis recordó que precisamente en el desayuno anual de 2018, el Presidente Sebastián Piñera anunció un proyecto de flexibilidad laboral que fue muy bien recibido por la industria, pero que no ha tenido mayores avances.

“La rigidez laboral y la imposibilidad de pactar acuerdos laborales especiales es una cortapisa para nuestro sector, que no sólo afecta a los empresarios, sino que también a los trabajadores de la industria”, apuntó.

Para el dirigente, este tema es sensible para el turismo, «si consideramos que en esta actividad el 60% de los puestos de trabajo son ocupados por mujeres y 30% por jóvenes, precisamente los segmentos que más requieren apoyo en el ámbito laboral».

Al respecto, el mandatario reafirmó su compromiso y puntualizó que el proyecto de rebaja de jornada de trabajo que está impulsando el gobierno, incorpora la flexibilidad, junto con la gradualidad en la implementación de la propuesta

“Algunos insisten en considerar como sinónimo la flexibilidad con la precariedad laboral. Y por el contrario, lo que buscamos con la flexibilidad es promover y fortalecer el empleo, y generar nuevas oportunidades de desarrollo para las personas, de acuerdo a sus propias decisiones”, enfatizó.

Además destacó el plan de mejoramiento de los aeropuertos regionales, y la infraestructura vial y conectividad del país como forma de impulsar el turismo.

En tanto, la subsecretaria del sector, Mónica Zalaquett, indicó que “el turismo es una industria que necesita un trabajo unido entre el mundo público y privado”. Además recordó que “el 71% a nivel global es turismo interno. Por eso, nosotros, dentro del plan de gobierno, tenemos como una de las metas crecer un 20% en turismo nacional”.

El problema de la informalidad

La informalidad en el turismo fue otro tema central del desayuno, ya que para Fedetur este es un problema creciente, que a juicio de la entidad gremial, no ha sido abordado con la proactividad y vigor que requiere. En este punto, la industria ha valorado el cobro de un impuesto a las plataformas digitales en las que se ofrecen servicios turísticos informales, pero sostienen que se requieren otras medidas adicionales, más allá de la tributaria, para emparejar la cancha, entre ellas, que a esos servicios que se ofrecen en las plataformas, se les exijan los mismos requisitos para operar que a las empresas formales, como es el pago de patentes, permisos, y exigencias de seguridad, laborales y sanitarias, entre otras.

En este sentido, el presidente de Fedetur manifestó que «la informalidad se instaló con fuerza en nuestro sector, frente a lo cual es fundamental que las autoridades actúen de forma vigorosa y proactiva para enfrentar el problema», y que “la informalidad erosiona a la industria regular, que es la que paga sus impuestos, que cumple con todas las exigencias legales y medioambientales, que paga patentes y permisos, que está regulada y sometida a la fiscalización laboral, de seguridad y sanitaria”.

«Estamos a favor de la irrupción de las plataformas digitales y sabemos que se están tomando los resguardos para que compitan en igual de condiciones como cualquier otro intermediario presente en el mercado, sin embargo, incentivan y contribuyen a visibilizar una oferta que es informal y porque no decirlo, claramente, ilegal», agregó

fuente: El Mostrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *