CCOO pide tener en cuenta la perspectiva de género en la prevención laboral

Mérida, 16 sep (EFE).- El sindicato CCOO considera necesario tener en cuenta las «características biológicas y sociales» de las mujeres en los planes de prevención de riesgos laborales para garantizar su seguridad y salud en el trabajo, ya que se enfrentan a problemas específicos como la doble presencia o el acoso sexual, entre otros.

Así lo ha explicado este lunes la secretaria general de CCOO de Extremadura, Encarna Chacón, junto a la secretaria general de Salud Laboral y Juventud de CCOO de Castilla y León, Sheila Mateos Canelo, en la presentación de la Guía de Prevención de Riesgos Laborales desde la Perspectiva de Género.

Con esta iniciativa, el sindicato pretende dotar a los delegados del sindicato de una herramienta que permita estudiar los patrones diferenciales sobre cómo la salud de hombres y mujeres puede verse deteriorada a causa de la relación entre las condiciones laborales a las que están expuestos y sus diferencias biológicas y sociales.

En este sentido, Chacón ha apuntado que mujeres y hombres ocupan puestos de trabajo diferentes y hay sectores relacionados con la salud y los cuidados «altamente feminizados» donde la precariedad es «obvia».

Asimismo, ha señalado que los puestos de mayor responsabilidad y, por lo tanto, de mayor remuneración y menor exposición a determinados riesgos, son ocupados en un porcentaje muy elevado por hombres.

A ello se suman riesgos específicos de género como la doble presencia, que se refiere a la obligación de atender el ámbito doméstico y laboral al mismo tiempo, pues, actualmente las mujeres continúan realizando la gran parte de las tareas del hogar, según afirma el sindicato en esta guía.

Otros problemas a los que se enfrentan las mujeres en mayor medida son el acoso sexual y acoso por razón de sexo, dos riesgos de tipo psicosocial que pueden producir ansiedad, depresión y traumas emocionales, así como trastornos físicos.

Por otro lado, Chacón ha señalado la reforma laboral como una de las causas de la precariedad laboral que afecta a las mujeres porque «imposibilita una negociación colectiva potente al dar prioridad a los convenios de empresa».

Para la secretaria, debe existir una relación entre el plan de igualdad de cada empresa, que detecta posibles discriminaciones, y este plan de prevención de riesgos laborales.

Por su parte, Mateos ha asegurado que las mujeres se incorporaron a un mundo laboral «masculinizado» porque llegaron más tarde a la vida laboral y, por lo tanto, los riesgos de esos puestos de trabajo «no están evaluados en función de las características de la mujer».

Por ello, considera que la siniestralidad y las enfermedades laborales son reconocidas más tarde en las mujeres que en los hombres.

Mateos ha recordado el caso de las limpiadoras de hoteles, un «sector precario» en el que «se ha tardado años, después de muchas denuncias y reclamaciones en reconocer las enfermedades músculo esqueléticas que padecen sus trabajadoras».

«Cuando reivindicamos una seguridad adaptada no lo hacemos por capricho sino porque existe una ley de prevención y diferencias biológicas», ha concluido Mateos. EFE

Fuente: La Vanguardia (España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *