El Teniente: Dirigentes de planta y contratistas piden mejores condiciones laborales

Este 10 de agosto se celebra el Día del Minero, fecha propicia en la que dirigentes sindicales que hacen vida en la región y que representan a los trabajadores de este rubro han dejado ver cuáles son las luchas para mejorar las condiciones laborales planteadas a sus empleadores.

Haciendo memoria en la historia de la minería, el presidente del Sindicato Unificado Swell y Mina, Jorge Olguín, destacó que la mina no ha escapado de la modernización con lo que actualmente se denomina la robótica. En otros aspectos estaba prohibido el ingreso de mujeres, barrera que también ha sido derribada, ya que “hoy día vemos fácilmente que la mujer ha ocupado un espacio en el interior de la mina, incluso en varios sectores hay mujeres jefas de los mineros”.

Explica que “antiguamente el trabajador tenía su permanencia en Sewell, después del año 1972 apareció la operación valle, en la cual todas las familias fueron trasladadas a Rancagua, por lo tanto nadie vive en campamento. Han sido trasladados a sus lugares de trabajo en tres turnos”, dice el dirigente.

Refirió además que cuentan con una su sala de cambio donde está su indumentaria de seguridad. “Luego son trasladados en buses especiales al interior de la mina con jornadas de 8 horas cada uno, turno de día, turno de tarde y turno de noche. El proceso productivo no se detiene desde el punto de vista de nuestros trabajadores”, expresó Olguín.

Señaló que lo que permite que el trabajo no se detenga se debe a una política de gestión de la empresa. Sostiene que “la administración ha instaurado el proceso continuidad operacional, lo que significa que entre turno no se detenga la máquina, el trabajador permanece en esos lugares de trabajo 40 minutos más, por lo tanto ahí  hay un tema que a mí como presidente no me agrada mucho, porque el trabajador ha renunciado un poco a su calidad de vida, a compartir con la familia, a compartir con sus hijos”.

En cuanto a sus luchas o aspiraciones, señaló que “estamos esperando ansiosamente que prospere la idea de rebajar las horas de trabajo que se está discutiendo en el parlamento de 45 a 40 horas. Indudablemente, nuestro rol como dirigente sindical, aparte de salvaguardar las conquistas económicas y sociales, es la calidad de vida de nuestros trabajadores”.

“Nosotros apoyamos y aplaudimos la gran idea de reducir la jornada, porque nuestro norte es la calidad de vida de nuestros trabajadores. Al tener el trabajador más expuesto a su lugar de trabajo, estará más expuesto a sus dolencias musculares y su sistema de alimentación”, aseguró.

Manifestó que “la otra gran deuda que tenemos con los trabajadores es que hoy día se desarrollan muchas enfermedades que el sistema las reconoce como naturales, pero que para nosotros son profesionales por el sistema de calidad de vida, por decir la alimentación». Añade que «tenemos trabajadores con diabetes, infartos, hipertensión, y eso es producto de los cambios de hábitat, de alimentación o de vida, porque un trabajador cada 6 días está cambiando su sistema de dormir y alimentación, y eso obviamente repercute en el organismo”.

“Tenemos una masa laboral en la que antiguamente laboraban 14 mil trabajadores. Hoy día trabajan en El Teniente alrededor de 4 mil personas, lamentablemente con proceso de reposición de muy baja rotación, es decir, la rotación es 5 por 1. Las cargas del trabajador las han ido asumiendo los trabajadores que están vigentes. Son procesos administrativos que de alguna u otra forma transforman la vida del minero”, aseguró.

En relación a esta fecha especial para los trabajadores dijo: “Aprovecho la oportunidad para mandar un gran saludo a los mineros de todo Chile, porque la sustentación de la economía de nuestro país está en la minería, está reconocida como la base económica del desarrollo de nuestro país, porque en base a los mineros hoy día se puede hacer el presupuesto de esta nación para construir hospitales, colegios, brindar mayor bienestar a la sociedad que no es parte de la minería”.

Por su parte, el  presidente de la Confederación Obrera de Chile y presidente de la Coordinadora Nacional de Contratistas del Cobre, Luis Núñez Zúñiga, en cuanto a las condiciones en las que actualmente tienen los trabajadores, manifestó que “lamentablemente desde el 2015 a la fecha volvimos hacia atrás, porque hubo reducciones de costo que el señor Nelson Pizarro (ex presidente ejecutivo) las implementó. Baja de sueldos, baja de personal, equipos de protecciones personales de baja calidad. Tenemos trabajadores que hoy en día están contaminados, que están enfermos con silicosis; es decir, retrocedimos en tres años, en vez de avanzar”.

Asimismo, señaló que “nosotros queremos hoy en día que esto se arregle por parte de las empresas, por parte de Codelco, por parte de las autoridades. Estamos esperando esto, hoy día se han hecho reuniones en Los Andes, en Ventanas, y posteriormente va a ser en El Teniente, por parte del gobierno, empresas y dirigentes sindicales. Todos estos problemas se tienen que tratar, son de urgencia”.

Destacó que “hay trabajadores hoy en día que están durando menos tiempo de lo que duraba un trabajador normal, es decir, se están enfermando por enfermedades profesionales”.

“Cuando ya se establezca esta mesa con Codelco, esperamos que sean mesas fértiles, es decir, que no solamente conversemos, sino que busquemos soluciones definitivas a corto y a largo plazo (…) Entendemos que va a haber soluciones que van a ser inmediatas, como el tema de las jornadas, como el tema de contaminación, que debe ser de corto plazo. Pero también hay temas de largo plazo como el Código del Trabajo, implementar también nuevos casinos, nuevas salas de cambio (…) Entendemos que debe ser un trabajo mancomunado de las empresas y Codelco”.

fuente: El Tipógrafo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *