El índice de accidentes laborales baja casi el 18,64% en Canarias

El índice de accidentalidad laboral desciende el 18,64% en Canarias durante los cuatro primeros meses de este año respecto al mismo periodo de 2018, informó el director general de Trabajo en funciones, José Miguel González.

La incidencia bajó en todos los sectores económicos, en especial en servicios, donde descendió un 23,36%, pero también lo hizo en agricultura (7,33%), industria (7,50%) y construcción (4,83%), se indica en un comunicado.

Esta tendencia a la baja de la accidentalidad, que se mantiene desde agosto de 2017, representa, en opinión del director general de Trabajo en funciones, “una consecuencia directa de que todos los agentes que intervienen en el ámbito laboral están incorporando de manera efectiva, y desde su responsabilidad, la cultura preventiva en todas sus actuaciones”. 

Añade que desde la administración se ha realizado un esfuerzo presupuestario para incrementar las partidas y dotar económicamente la totalidad de las acciones contenidas en el plan de actuación de seguridad y salud en el trabajo, entre las que se encuentra la recuperación de los gabinetes de seguridad laboral, que permitirán asesorar técnicamente al tejido productivo.

En números absolutos, la suma total de accidentes (con baja, sin baja e in itinere) durante abril de este año ha sido 4.772, lo que supone un 10,49% menos que en abril de 2018. 

Del total de esos accidentes, 1.848 fueron con baja en jornada de trabajo, de los que 1.828 fueron leves, 20 graves y no se registró ningún accidente mortal.

En el trayecto de ida o vuelta al puesto de trabajo (in itinere) se notificaron 227 accidentes, de los que la gran mayoría (224) fueron leves y 3 graves.

González reseña también la relevancia de “estudiar con rigor los accidentes que ocurren y las enfermedades reincidentes de la población trabajadora”, y agrega que se deben detectar los motivos que originan esas situaciones, diagnosticar correctamente enfermedades profesionales y analizar lo que hay que cambiar para que no vuelva a ocurrir.

Indica que la gráfica de enfermedades profesionales notificadas representa en abril la más elevada de la historia, lo que supone, “un éxito de las actuaciones de sensibilización que realizamos entre la población en este aspecto y de la mejora en los procedimientos de identificación, y, por lo tanto, de la solución a problemas que antes no eran detectados”.

A su juicio es evidente que si no se aborda una enfermedad profesional a tiempo, y se confunde con una enfermedad común, no originada por una mala práctica laboral o un ambiente inadecuado, ésta se hace crónica y a la larga se convierte en un accidente laboral o en una baja laboral reincidente, pues no se soluciona el entorno laboral nocivo que está ocasionando esa enfermedad.

Por patologías, entre enero y abril se diagnosticaron 81 trastornos musculoesqueléticos (50 mujeres y 31 hombres), lo que suponen el 91,01% de las enfermedades profesionales notificadas.

Por grupos de enfermedades, entre enero y abril de este año se notificaron 82 pertenecientes al grupo 2 (causadas por agentes físicos), 4 al grupo 1 (causadas por agentes químicos), 1 respectivamente al grupo 3 (causadas por agentes biológicos).

Por sectores de actividad económica, entre enero y abril se notificaron en Canarias 69 partes correspondientes al sector servicios (47 mujeres, 22 hombres) lo que suponen el 77,53% de las notificaciones, le siguen industria con 10, construcción 9 y agricultura y pesca con 1 enfermedad profesional.

fuente: RTVC (España)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.