Por la seguridad y salud laboral

El Estado adopta medidas para cautelar la vida, la seguridad y la salud no solo de los trabajadores sino también de todas las personas que acuden por diversas razones a los centros de trabajo.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) emitió hace pocos días lineamientos para la fiscalización de las medidas de seguridad y salud en el trabajo en la fabricación de prendas de vestir, calzados, muebles de madera, estructuras metálicas, hilos y panificación, así como en la agroindustria. Actividades productivas propias de las micro y pequeñas empresas (mypes). 

Con ello, se detallan las pautas que deben seguir los inspectores de trabajo, para que durante las diligencias o visitas de inspección que realicen a los pequeños negocios o empresas dedicadas a estas actividades económicas exista unicidad de criterios. 

De esta forma, se podrán identificar coherentemente los peligros graves e inminentes a los que están expuestos los trabajadores en su centro de trabajo, así como recomendar al empleador las medidas correctivas que debe aplicar para proteger la vida, la inversión que haya realizado y a sus clientes.

Se precisa –por ejemplo– que durante el recorrido que efectúe el inspector de trabajo en sus actuaciones inspectivas, deberá verificar las actividades, las tareas rutinarias y no rutinarias, las instalaciones civiles (paredes, pisos, techos y vías de comunicación), los equipos de trabajo, así como las instalaciones eléctricas, de gas y de aire comprimido.

También tendrá la obligación de observar el comportamiento de los trabajadores, las capacidades, los peligros externos existentes en las inmediaciones del centro de labores y la organización del trabajo.

En función de los datos recabados durante el recorrido, corresponderá al inspector identificar los peligros a los que están expuestos los trabajadores, así como aquellos que sin contar con un vínculo laboral con la empresa o negocio inspeccionado prestan servicios dentro de su centro de labores, teniendo en cuenta las actividades y funciones que estos realizan.

Para ello, el personal inspectivo deberá considerar mínimamente las estructuras, escaleras, señalización, herramientas de trabajo, los productos y sustancias químicas.

A su vez, tendrá en cuenta posturas forzadas, sobreesfuerzos, así como los agentes químicos, biológicos y físicos que puedan ser contaminantes. 

Por ende, las pautas emitidas, que se encuentran en la página web de la Sunafil: www.sunafil.gob.pe, sección de ‘Servicios al Ciudadano’, contribuirán a la reducción de los incidentes y accidentes de trabajo (incapacitantes y mortales), así como a la disminución de las enfermedades profesionales u ocupacionales en las mypes.

Así, el Estado adopta medidas para cautelar la vida, la seguridad y la salud no solo de los trabajadores sino también de todas aquellas personas que acuden por diversas razones a los centros de trabajo, como lo establece el artículo 23 de la Constitución, que señala que ninguna relación laboral puede limitar el ejercicio de los derechos constitucionales, ni desconocer o rebajar la dignidad del trabajador, y la Decisión 584, Instrumento Andino de Seguridad y Salud en el Trabajo. 

Fuente: El Peruano (Perú)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.